Los agujeros de la TDE

PEDAGÓGICO

El enfoque TDE de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía es totalmente tecnocrático, importan más las herramientas que la pedagogía, que la docencia. Se parte de la idea de que el uso de herramientas más “modernas” mejorará la educación y se obvia todo el trabajo de la experiencia docente y la investigación en el campo.

Cada alumno perdido es un fracaso, el esfuerzo en dotar de portátiles al profesorado para que no hubiera brecha digital docente fue rápido ¿y el alumnado?. En los recursos del alumnado es dónde está la verdadera brecha digital. El alumnado no “vota” y su poder contestatario es mucho menor. La brecha del alumnado se ha reducido sólo a base de recursos propios de los centros (antiguos en su mayoría) y esfuerzo y tiempo del profesorado.

¿Para qué tanta velocidad sin crítica? Para obviar el debate social. No hay plan para cuando no haya “urgencia”. Vivimos en urgencia permanente que justifica la privatización y la exclusión a través de la brecha digital en pro de una “competitividad” global. Asumimos que la mejora de la competitividad de los de arriba mejorará sistemáticamente la mejora de los de abajo. Pero las cifras económicas y educativas dicen otra cosa…

PRIVACIDAD Y SOBERANÍA DIGITAL

La información educativa, y no sólo los datos concretos de lo que hacemos, sino cómo lo hacemos, cuándo lo hacemos y con quién lo hacemos (los metadatos), se regala a dos multinacionales como son Google y Microsoft. Multinacionales que han conseguido ser dos de las empresas más potentes del munco gracias al uso de esos metadatos y a la ingeniería económica que les hace no pagar apenas impuestos a pesar del lugar central que ocupan en las economías y sociedades occidentales.

El “regalo” de estas herramientas a la administración tiene dos objetivos claros, el primero la fidelización del alumnado y el profesorado a ellas ¿cuántas no sabemos usar otro editor de textos que el de Microsoft u otro correo que el de Google?. Ahora tenemos un sistema educativo que no es libre ya que nuestros alumnos “patrocinados” por Google y Microsoft se forman con sus herramientas ¿qué van a usar a nivel privado? ¿qué van a demandar a las administraciones o a las empresas dónde trabajen?. El segundo es conseguir información para crear nuevos servicios. Google ya está en sector de los seguros en EEUU ¿hay alguna empresa con más información de un cliente?, ya ha comenzado su expansión en el de la formación universitaria reglada ¿cuánto pasará hasta que, con toda la información del sistema educativo público andaluz, pueda ofrecer titulaciones oficiales on-line?

LABORAL Y ECONÓMICO

Las personas están a la altura y las administraciones no. Nunca se han destinado recursos para el mantenimiento informático de los centros. Se han hecho con escasas horas del profesorado y mucha buena fe. Es imposible económicamente para los centros subcontratar todo el mantenimiento de un centro, a la administración ni se le pasa por la cabeza que son necesarios puestos técnicos informáticos, cómo los son de conserjes o de administrativos. No es labor del profesorado llegados a estos niveles de especialización. En un centro mediano se pasa fácilmente de los 500 dispositivos entre ordenadores, portátiles, impresoras, monitores, routers.. La TDE y la excusa de la pandemia ha profundizado mucho más este agujero.

Ya no sólo se trata de mantenimiento y soporte a los compañeros. Además, incluimos la labor de relaciones públicas digitales y la gestión de todas las brechas digitales. Incluimos una mísera partida económica de 3.000€, damos unas horas más al profesorado y creamos grupos Telegram para hacer grupo y animarnos mutuamente a dedicar horas y más horas a la instalación y repesca de material con más de diez años de antigüedad. La administración nos agradece este trabajo pasándonos la mano por el cogote y nos mantiene contentos con el software “tan chulo” que nos ha proporcionado, para que juguemos con él y nos sintamos en primera división.

Mientras, se hace ingeniería con las partidas de recursos europeos Next Generation UE para ir subcontratando a empresas privadas en vez de fortalecer las estructuras públicas. ¿Qué ejemplo más claro que desmantelar, justo ahora, al “Instituto Educación a Distancia Andaluz” (IEDA)?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s